Los periquitos son los aves más comunes y domésticas de compañía más comunes para tener en casa, por su belleza, lo relajante que resulta su canto y lo fácil que es su cuidado. Un animal con mucha historia  con el ser humano.

El periquito es un animal perfecto para los que quieren tener mascota pero no pueden dedicarle tanto tiempo como a un perro o a un gato, por ejemplo. Eso sí, en cautividad puede llegar a los 11 años de edad (el promedio se encuentra en los 4-6 años) por lo que hay que reflexionar bien antes de adquirir uno y, por supuesto, no estamos diciendo que no le prestes ninguna atención al animal.

En su hábitat natural, el periquito vive en bandadas por lo que si te es posible, en vez de hacerte solo con un individuo, elige dos. No va a cambiar mucho la situación, necesitarás una jaula un poco más grande y algo más de comida. Te aseguramos que si hablara, el animal te lo agradecería ya que a esta especie le gusta estar acompañada y tener un congénere a su lado resulta beneficioso para su equilibrio psicológico, se trata de un ave inteligente. Además, no requiere de un gran desembolso económico: tanto el alimento como la jaula y accesorios del periquito son baratos. ¡A por la parejita!

¿De qué color elegir al periquito? Aunque lo más común es verlos verdes, amarillos y azules, también existen animales violetas, grises azulados, verdes y blancos y amarillos azulados. Sabrás si es hembra o macho por el color de la cera situada en la parte superior de su pico: cera azul, macho, cera blanca, crema o marrón, hembra. La edad del pájaro viene dada por las líneas que presenta en la frente. Las aves jóvenes tienen la frente cubierta de líneas mientras que las adultas la tienen lisa.

¿De donde es la procedencia de los periquitos?

El país del que es originario el periquito y donde se encuentra su hábitat natural original es Australia (por eso comúnmente se le puede llamar periquito australiano). Sin embargo, sólo pocas personas saben que este pequeño “papagayo ondulado”(como lo llamaban al principio los aborígenes australianos), no hace más de 150 años que se halla entre nosotros: en 1840 el investigador inglés John Gould llevó a Inglaterra los primeros periquitos.

de donde proceden los periquitos

Su aspecto de bonitos colores y su carácter afable y confiado, pero sobre todo su cuidado sin problemas y su fácil reproducción en cautividad fueron decisivos para su difusión extraordinariamente rápida por nuestro continente.

Y su marcha triunfal a lo largo de los últimos 100 años va ligada estrechamente a la creciente afición a los animales domésticos y mascotas en Europa y América, así como a los numerosos libros sobre ornitología, principalmente sobre el cuidado de pájaros domésticos.

en qué país vive salvaje el periquito

El periquito es un excelente ejemplo de la aclimatación y consiguiente domesticación de una especie animal. Parece un milagro, cuando se observa cómo una especie, de vida silvestre hasta hace unos 150 años, se adapta, de la mano del avicultor, a un entorno y un modo de vida totalmente diferente, convirtiéndose en un ave de compañía que incluso puede aprender a hablar (puedes ver cómo enseñar a hablar a un periquito).

¿Cuáles son las características más comunes del periquito?

Lo que conocemos como periquito común también puede denominarse como periquito australiano, cotorra australiana o cata australiana. En latín, el melopsittacus undulatuses un ave endémico de Australia muy popular como mascota en el mundo entero. Viven perfectamente solos en interior o en el exterior de un hogar, aunque se trata de aves muy sociables que les encantará tener un compañero con quien compartir comida o juegos.

razones escoger periquito mascota

La variedad silvestre, la más conocida, tiene partes inferiores de color verde claro liso, con la cabeza en un tono amarillento y un listado negro en la parte posterior de la misma. Sin embargo, su garganta y frente tiene un color amarillo liso con una mancha morada en la mejilla y tres motas negras.

En el centro tiene mantas negras, las cuales solo son visibles cuando despliega  las alas. Su pico curvado hacia abajo es de un color gris verdoso y sus patas son de un gris azulado, con dos dedos hacia adelante y dos hacias atras. Esto le facilita mantenerse en pie en la rama de los árboles, cables y alimentarse de semillas.

¿Cuál es el comportamiento de los periquitos?

Al contrario que otras aves, Los periquitos son animales muy sociables. Suelen vivir en manadas, aunque son bastante territoriales incluso entre los de su misma especie. Con humanos no suelen tener muchos problemas de sociabilidad, pudiendo acostumbrarse a estar con estos y tratarlos como una más de los suyos.

Cuando el periquito vive en cautiverio, hay una serie de pautas que ayudan al dueño a conocer cuál es el estado de su periquito. Por  ejemplo, cuando se asea y limpia el plumaje con el pico, colocando cada pluma en su lugar, el animal se estara acicalando, una señal de que se siente a gusto en su jaula. Por supuesto también se limpiara el pico y emitirá su clásico gorgojeo, su canto. Aunque algunos periquitos son timidos y los cuesta un poco cantar.

comportamiento de los periquitos

No es la única señal que hará este animal. La posición que tome también es un mensaje hacia su dueño. Si está sobre una sola pata significa que está descansando, pero si estira un  ala 

y una pata al mismo tiempo, quiere decir que necesita ejercicio, pero la jaula es demasiado pequeña para él o que se siente bastante aprisionado.

En el caso de levantar el plumaje, dando a su cuerpo la forma de bola, es una señal de que el animal siente frío y precisa de calor. En estos casos hay que trasladarlo a un lugar más cálido de la casa o dónde le pueda dar el sol. No bastante, en el caso de que separe las alas del cuerpo, con el pico levemente abierto, es una señal de que tienen mucho calor. En estos casos lo mejor es meterles en la jaula un taza con agua para que se bañen y se refresquen.

Si se asustan, estos animales pegan su plumaje al cuerpo, manteniéndolo tieso y respiran con rapidez. Es normal que estiran el cuello hacia arriba. Pueden haberse asustado por algo que hayan escuchado fuera de la jaula o porque no esperase a su dueño. En el caso de dejarlo libre, no es recomendable perseguirlo para devolverlo a su jaula. Ya volverá por si solo.

Al contrario que a otros animales, a los periquitos les encantan los ruidos, especialmente del ambiente en general. Por lo que si se enciende la televisión o la radio donde haya uno de estos ejemplares, no sería extraño verlo mirando hacía esta. Curiosamente, aunque les encanta el ruido, son muy asustadizos, por lo que hay que tener mucho cuidado al tratarlos.

¿Cómo actúan los periquitos cuando comparten jaulas?

Los periquitos son animales sociables, pero también muy territoriales. En el caso de que se vaya a tener más de un ejemplar, es indispensable que estos convivan juntos desde el comienzo.

Dos machos se pelearán entre sí para ver quién es el dueño de la jaula. Quién comerá primero, quien beberá antes, quien se sube a un palo… no se causarán la muerte el uno al otro, pero si se harán bastante daño. En el caso de las hembras es normal que se le peleen entre sí, ya que está en su naturaleza, especialmente si hay otro macho en la jaula.

que alimentos comen los periquitos australianos

Por que este es el que estos animales tienen que convivir juntos desde temprano edad o comprar una jaula lo suficientemente grande para que se puedan mover con libertad y tener cada uno un territorio.

¿Distinguir la edad y el sexo de un periquito?

Aunque no lo parezca, distinguir la edad y el sexo de un periquito es muy sencillo. La edad se determina por las líneas en la frente. Los periquitos jóvenes tienen la frente cubierta de líneas, mientras que los adultos la tienen lisa. Además, los jóvenes tienen plumas de tonos menos intensos. Otra forma es el color de los ojos; los periquitos jóvenes tienen el ojo completamente negro, mientras que los adultos lo tienen un aro blanco con un punto negro.

1, Toma en cuenta la edad de tu periquito. Si este tiene menos de cuatro meses, será difícil saber su sexo por medio del color. Antes de esta edad, las áreas de color que demuestran el género cambian con frecuencia. Esto hace que sea difícil, pero no imposible, determinar con precisión si el periquito es hembra o macho. Si el tuyo aún no ha cambiado de plumas, tiene ojos negros como botones y líneas que van de su cabeza a su cera, entonces tendrá menos de cuatro meses.

  • Si tu periquito es inmaduro o tiene menos de 4 meses de edad, generalmente su cera será rosada. La cera de los machos se volverá poco a poco de color morado y la de las hembras se mantendrá rosada con círculos blancos o completamente blanca. Si tu periquito tiene entre 8 y 12 años, es más probable que la cera sea de un color rosado brillante o morado, pero no se quedará de un solo color hasta que cumplan más o menos 1 año.

Periquitos 8

2, Entiende los desafíos de usar el color para determinar el sexo de tus periquitos.Además de los cambios de color en base a las fases de apareamiento, la cera de un periquito puede variar debido a diferentes razones. Las hembras podrían tener desequilibrios hormonales que se manifiestan en una cera azul por periodos de tiempo largos. Algunos tienen mutaciones genéticas que muestran el color de manera diferente. En estos casos, el color no es un indicador confiable del sexo.

  • Por ejemplo, los periquitos albinos podrían tener la cera de color rosada, lo que hace que sea más difícil determinar su sexo.

3, Encuentra la cera del periquito. Esta es la cubierta carnosa que se sitúa justo arriba del pico. Las narinas de los periquitos se encuentran en la cera (parecen dos agujeros profundos), por lo que es fácil identificarla. Mientras que la mayoría tiene picos de color amarillento, la cera tiene un color determinado de acuerdo al sexo del ave.

4, Identifica a los periquitos machos. La mayoría de ellos que están en fase de apareamiento tienen la cera de color azul brillante o real. Algunas veces, el color vibrante puede parecer un azul medio morado. Este color se ilumina a un pálido azul blancuzco cuando este no está dispuesto para aparearse.

  • Si has identificado que tu periquito es macho y te das cuenta que su cera se ha vuelto marrón, podría tener algún problema médico

¿Qué jaula hay que comprar para un periquito?

En el mercado existen innumerables modelos de jaulas destinadas a pequeñas aves domésticas como puede ser nuestro amigo el periquito, si bien no todas ellas son ideales o tan siquiera adecuadas.

En este artículo de Experto Animal no sólo detallaremos los tipos de jaulas para periquitos, también te ofreceremos información relevante para cada caso concreto incluyendo consejos muy útiles de los cuidados diarios.

Periquitos 9

El tamaño mínimo de la jaula tiene ser de 50 cm de ancho si va a alojar a un solo periquito. En el caso de alojar a dos, lo mejor es que sea de un metro de ancho. Ahora, ¿por qué tan ancho?. ¿Y de alto? Pues en realidad la altura oscilara por 30 cm. pero esto no es tan importante. El motivo es por que los periquitos aprovechan más el espacio horizontal que el vertical para moverse. Es ideal que la jaula tenga barrotes horizontales, ya que a estos animales les gusta trepar por la paredes de la misma para echar un vistazo al exterior. 

Ahora, ¿y la forma de la jaula? Muchos cometen el terrible error de comprar una jaula redonda o que simula la forma de una mansión. Comprar este tipo de jaula lo único que provoca es que el periquito quede desorientado. por ello, lo mejor es comprar una cuadrado o rectangular. Tampoco es recomendable que los barrotes de la jaula sea de color blanco, puesto que esto dificulta mucho la visión del periquito. La separación entre barrotes debe ser por lo menos 1 cm, porque si es más pequeño podría engancharse las patas o el pico. Y  cuanto más puertas mejor, para así poder poner el bebedero y el comedero.

Cómo debe ser la jaula de un periquito

Aún cuando el periquito es un ave que puede domesticarse hasta el punto de poder dejarlo volar libre por nuestro hogar, para prevenir accidentes habrá momentos en los que deberá permanecer en su jaula.

Acudirá a la jaula para comer y para beber, y lo que interesa es que sea una jaula lo más cómoda posible para él y que le permita realizar actividades o movimientos comunes en los periquitos en viven en libertad, incluidos vuelos cortos y aleteos.

Uno de estos movimientos es el de trepar. A los periquitos les encanta subir por los barrotes de su habitáculo como si fueran pequeñas ramas, colgarse del techo cabeza abajo y hacer mil payasadas. Por ello la jaula de un periquito deberá ser o bien de barrotes horizontales o bien contener vatios barrotes así, que sirvan de punto de apoyo para sus escaladas.

Los periquitos disfrutan de algunos juguetes como pueden ser el columpio (casi todas las jaulas para periquitos lo traen incorporado) o algún accesorio colgante terminado en una campanilla o un cascabel que quede al alcance del periquito de tal forma que pueda agitarlo y hacerlo sonar a su antojo. Es imprescindible que la jaula presente algunos palos transversales, pues son donde el ave pase gran parte de su tiempo y donde generalmente duerma.

De todas formas, aunque nuestra mascota disfrute con accesorios y juguetes diversos, es importante no sobrecargar el espacio. No está de más recordar que no existe jaula demasiado grande para un periquito y sí las hay demasiado pequeñas.

Tipos de jaulas para periquitos - Cómo debe ser la jaula de un periquito

Como otro animales, a los periquitos les encantan los juguetes, por que les ayuda a salir un poco de su monotonía. El que mas les guste es el columpio, pero tener una cuerda o una escalera también les gusta. No hace falta llenar la jaula de juguetes, puesto que esto estresante al animal. Además, hay que evitar a toda costa espejos o juguetes que puedan reflectar la luz, porque esto resultará molesto para el periquito y lo estresara.

¿Dónde situar la jaula del periquito?

Otra cuestión muy importante, ¿dónde situar la jaula del periquito? El mayor error que cometen la mayoría de los dueños es situarlo en la cocina, zona en la que se ven expuestos a humos y vapores que son mortales para ellos. Tampoco se les puede situar cerca de un televisor o debajo de tubos fluorescentes, puesto que la visión de los periquitos detecta destellos rápidos que les resultan molestos y podrían acabar volviéndose locos.

Así, pues, ¿dónde situar la jaula? El salón, cerca de alguna ventana y alejado del televisor es un buen lugar. Es una de las habitaciones muy transitadas de la casa y le permiten escuchar el ruido del exterior, ya que les encantan los ruidos. Al principio se pueden sentir asustados, pero poco a poco se irán acostumbrando al ambiente y les encantará esa zona. Una zona donde dé el sol por la mañana pero que sea oscura por la noche es perfecto. Además, se les puede ayudar a dormir mejor cubriéndoles por la noche con una manta oscura, con cuidado de dejar un espacio libre para que pase el aire y así no se asfixie.

Periquitos 10

Guía de Cuidados Básicos.

Jaula:

La jaula del periquito debe ser rectangular más ancha que alta, las medidas mínimas recomendadas para 1 pareja son 60cm de ancho, 40cm de alto y 40cm de profundidad. Repito para 1 pareja y sin embargo como hábitat permanente es muy pequeña.

No usar:

  • *Jaulas cuadradas.
  • *Jaulas redondas.
  • Que sean más altas que anchas. 
*A menos que sean de GRAN tamaño (+2mts)
Ubicación de la jaula: 
A una altura media, ni muy alta ni muy baja, (según la estatura del criador) si se coloca muy alta se vuelven muy agresivos pues al vernos poco nos volvemos una “amenaza” para ellos y si se colocan muy baja se vuelven muy temerosos.

La ubicación al nivel del suelo depende mucho del tamaño de la jaula pues en una jaula grande que les ofrezca seguridad no habría problema.

Dentro o fuera de casa. 

Ambas ubicaciones son válidas, el problema con las jaulas en el exterior es que la higiene es más difícil de cuidar, están más propensos a enfermedades por contacto con otros animales y a merced de los elementos, por ende serían más propensos a resfriados, para mí la mejor ubicación es dentro de casa pero debe ser un lugar tranquilo lejos de los gases de la cocina, cálido, lejos de olores químicos fuertes (pinturas, pintura de uña, perfumes, aerosoles, detergentes y productos de limpieza) y que no tengan acceso a plantas que puedan resultar tóxicas.

Cita:

Jamas dentro del dormitorio, el polvillo de las heces y de la pluma puede causarnos serias enfermedades respiratorias.

Pero las aves también necesitan el contacto directo con la luz solar para poder sintetizar vitamina D3, la cual es vital para la absorción del calcio, así que si optas por tenerlos dentro de casa procura sacarlos al menos un par de veces al mes a tomar el sol y/o incluir 5 días al mes un multivitaminico que contenga vitamina D3.

Perchas:
Siempre de madera, de preferencia de ramas naturales de árboles frutales y de diámetros variados, las perchas de plástico deforman las patas y le pueden crear problemas como la pododermatitis; además las perchas plásticas no permiten que sus uñas se limen.
Cita:

Las perchas con lijas JAMÁS deben usarse.

Ubicación de las perchas:

Siempre a los laterales para promover la realización de vuelos, algunas en lo alto sin estar muy cercanas al techo de la jaula pues no le permitirían volar desde allí y otras en lo bajo, los periquitos prefieren estar en lo alto, pero las perchas a bajas o medianas alturas también son necesarias para que realicen saltos y vuelos más cortos, jamás ubicar una percha debajo de otra por razones de higiene; El número de perchas va relacionado al tamaño de la jaula. No se debe sobrecargar el hábitat.

Periquitos 11

¿Qué ocurre si decides tener la jaula del periquito en el exterior?

Quien tiene jardín y mucho espacio libre no es extraño que prefiera tener al periquito fuera de casa. En estos casos las jaulas tienen que ser de gran tamaño, para que pueda moverse con total libertad sin molestia alguna.

No debe estar situado en un lugar donde reciba el sol directamente sin tener la posibilidad de resguardarse, así como tampoco donde haya fuertes corrientes de aire. También hay que tener en cuenta que tenga protección contra la lluvia, como un techado sobre la jaula y dentro de ella un cobertizo en el que resguardarse.

¿Qué se le puede dar de comer a un periquito?

Los periquitos son aves granívoras, se alimentan básicamente de alpiste y mijo. Tandy presenta paquetes ya preparados para ellos. Existen mezclas de distintas semillas que les aportan el alimento necesario. Con el aporte de semillas y agua el periquito recibirá su alimentación básica, aunque podemos y debemos complementarla con productos frescos en pequeñas cantidades.

De vez en cuando les podemos dar lechuga, mazorca de maíz, o casi cualquier verdura que se nos ocurra. Debemos lavarlas bien y retirar el exceso de agua. También les gusta mucho la fruta, así que es un buen hábito darles de vez en cuando un poquito. En ocasiones el periquito no sabrá que la fruta es comestible por lo que puede tardar un poco en probarla.

Otros complementos importantes para estas aves son el grit y la jibia o hueso de sepia. Este último les aporta calcio y minerales, y les permite limar su pico. El grit contiene fragmentos de concha picada y les ayuda a digerir la comida, ya que no tienen dientes. A los periquitos, como a la mayoría de nosotros, les gusta variar en la comida. Son fáciles de alimentar y si les proporcionamos una dieta completa y variada tendremos una mascota sana y sin problemas.

Periquitos 12

Otros vegetales que pueden comer son las zanahorias, las espinacas y las acelgas, que les proporcionan vitamina A para su desarrollo. La manzana es muy buena  por su alto contenido en agua, aunque los periquitos prefieren el plátano por su sabor. En otras palabras, hay que buscar alimentos que sean ricos en vitamina A mientras están creciendo, que sean ricos en calcio y especialmente en yodo.

Si se basa su alimentación en semillas, hay que fijarse que suelen dejar la cáscara, por lo que hay que cambiarles la comida del comedero a diario o no van a querer comer. Aunque no es muy recomendable, también se les puede dar de vez en cuando un poco de pan, pasta o arroz cocido, así como queso y un poco de huevo. Hay quien también les da un poco de carne cocida pero no es lo más recomendable para el animal.

¿Qué hay que hacer para criar y reproducir una colonia de periquitos?

Los periquitos ondulados pueden reproducirse bien en jaulas individuales, por parejas separadas o como lo harían en la naturaleza, en un aviario o jaula amplia en colonia. En este artículo nos centraremos en la cría de periquitos en colonia o en aviario. Cada método de cría tiene sus pros y sus contras, pero sin duda criar en comunidad es mucho más complejo que criar por separado.

budgies_aviary_birds_21001701

El aviario debe ser lo suficientemente amplio para el número de parejas que queremos introducir, ya que la superpoblación sólo trae  problemas de espacio y de competencia por nidos y alimento. No hay ninguna fórmula matemática que determine cuantos periquitos podemos introducir en una voladera, ya que depende de muchos factores (dejando aparte el tamaño) como la forma de la misma (solo se aprovecha la distancia horizontal, no la vertical), el carácter de los periquitos en sí y el sexo de los mismos y el tiempo que le podamos dedicar. No es lo mismo controlar, alimentar y limpiar dos parejas que diez.

¿Qué beneficios tiene la cría en colonia de periquitos?

– Pese que seguimos hablando de cautividad, es lo más similar a como crían en libertad. Los periquitos son gregarios y viven y crían en grupo.

– Se estimula la reproducción. Ver otros individuos criar, estimula a otras parejas a hacerlo.

– Los periquitos tienen la libertad de escoger a sus parejas. Esto quiere decir que tenemos más posibilidades de éxito, ya que lo normal es que entre varios algunos se gusten y se emparejen.

Sin embargo tiene también muchas desventajas:

– La competencia de las hembras por los nidos suele ser alta. Las hembras pueden volverse muy agresivas en época reproductiva, peleándose entre ellas o incluso destruyendo nidadas de otras parejas.

– Hay hembras que tienen tendencia a molestar a las hembras que ya están incubando o con pichones, aunque haya nidos vacíos.

– Las peleas en el aviario pueden incluso acabar con la muerte de algún ejemplar.

– Es mucho más difícil controlar los brotes de enfermedades o de parásitos en aviario que en jaulas individuales.

– Es más complicado controlar la endogamia si tenemos hermanos o parientes cercanos juntos en el aviario.

– Casi imposible controlar y seleccionar la genética de los ejemplares.

Si nos hemos decidido por la cría en colonia, deberemos tener en cuenta algunos trucos.

Los periquitos pueden criar en cualquier momento del año, sin embargo la mejor estación es la primavera, cuando las temperaturas ni son muy frías ni muy cálidas. No deben estar mudando la pluma y estar sanos. No es recomendable que tengan crías más de tres veces al año, porque pueden quedar agotados y que sus descendientes sean de inferior calidad.

Una vez que tengan el nido y esté la pareja, durante su época de celo comenzará el cortejo y a los tres o cuatro días la copulación. Tras eso, la hembra pasará todo el día en el nido hasta poner el primer huevo. Los huevos los ponen en días alternos y de media son unos 6. Una vez puestos todos los huevos, la hembra los incubará durante unos 18 días. Dado que ha habido una diferencia de puesta entre cada huevo, los nuevos polluelos nacen cada dos días.

Durante el tiempo que dure el crecimiento de los pequeños es normal que los periquitos sean bastante protectores, por lo que en esa etapa lo mejor es ocuparse únicamente de cambiarles el agua y la comida. Pueden llegar incluso a atacar si alguien se acerca demasiado a su cría.

¿Qué enfermedades puede tener un periquito?

Los periquitos no están libres de sufrir enfermedades. Algunas son hereditarias, otras las sufren por una mala alimentación y algunas por culpa del entorno. Lo normal es que el periquito se sienta decaído o haya dejado de cantar, lo que ayuda a saber que algo le sucede. Pero, en ocasiones, estas se pueden ver por un cambio en su plumaje o la aparición de manchas.

Periquitos 13

  • Resfriado: Si la jaula del periquito está situada en una zona con muchas corrientes de aire, o en la que haya cambios bruscos de temperatura, es normal que se resfríe. No es mortal, y bastará con darles un poco de calor para que se recuperen.
  • Ácaros de la sarna: En la zona del pico aparecerán unas costras, y a veces hasta en las patas. Tampoco es una enfermedad mortal pero si que molestará al animal. Bastará con untar un bastoncillo de algodón con aceite de oliva y aplicárselo en la zona afectada para que se recupere.
  • Catarro de buche: Estos casos se dan cuando al periquito se le ha alimentado con comida adulterada o verde, como una lechuga, sin lavarla adecuadamente. El periquito se sentirá triste, las plumas se le erizarán y la piel es posible que se le vuelva violeta. Además, dejará de comer y beber. Lo más común es que tras los 3 – 5 días que dura la enfermedad el periquito muera, por eso hay que darle granos limpios y verdura previamente lavada.
  • Catarro gastro-intestinal: Es más común verlo en los ejemplares más jóvenes cuando la calidad del grano es de mala calidad. El periquito se deprime, no come y sus heces son de un tono blanco. Hay que separarlos del resto de los animales de la jaula para que no se contagie, situándole en un ambiente con una temperatura suave y alimentos con alimento limpio.
  • Asma: Los periquitos también pueden sufrir asma. Es bastante difícil de curar, pero no imposible. Por suerte no causa la muerte. Hay que colocar en el agua del bebedero un trocito de regaliz o unas gotas de jarabe de Tolú.
  • Bronquitis: Gérmenes, gases… es común que lo padezcan periquitos cuya jaula está situada en la cocina o cerca de esta. Respiran con dificultad, abriendo el pico para aspirar aire, y suelen estar quietos con los ojos cerrados. Lo mejor es ponerlos en una zona abrigada pero ventilada.
  • Epilepsia: Es muy normal en los ejemplares muy jóvenes. Los síntomas son saltar de un lado a otro de manera rara y alocada, quedando al final paralizados. Es una enfermedad que no tiene cura, aunque algunos expertos aseguran que duchándolos con agua fría y secándolos al sol les ayuda a relajarse.
  • Estreñimiento: Los periquitos no podrán hacer sus deposiciones, aunque un poco de lechuga les puede ayudar a curarse. Suele estar provocado por una situación de mucho estrés.
  • Fracturas: No es muy común, pero estos animales también pueden hacerse una fractura en un ala o una pata. En estos casos lo mejor es llevarlo al veterinario para que tomen las precauciones pertinentes antes de que sea incurable.
  • Melancolía: Aunque un periquito se puede acostumbrar a vivir solo en su jaula, si antes tuvo un compañero es normal que tras la muerte de este se sienta muy solo. Lo normal es que desaparezca la melancolía al ponerlo con otro compañero.
  • Obesidad: ¿Puede un periquito ponerse gordo? Si en el caso de consumir alimentos con mucha grasa. No es mortal, pero lo mejor es que tengan una jaula con aparatos en los que hacer algo de ejercicio, como el columpio, y cambiarle la dieta a verdura.
  • Parálisis: En ocasiones algunos de los periquitos pueden tener problemas para realizar algunos movimientos. Esto suele darse por la falta de vitaminas o la falta de luz solar.
  • Paratifosis: Los periquitos se sienten como deprimidos, permaneciendo en sus saltadores con las plumas erizadas y los ojos cerrados. Suele ser mortal aunque se les puede ayudar a recuperarse con dos a cinco gramos de sulfato de hierro en el agua.
  • Pepita: Debajo de la lengua al periquito les saldrá un pequeño tumor que les impedirá comer. Pero no es mortal, pues abriéndoles el pico y cogiéndoles la lengua con unas pinzas se les puede desinfectar con un líquido a base de cebolla machacada y vinagre fuerte. Aunque lo mejor es  dejarlo en manos de un profesional.
  • Piojillo: Unos pequeños organismos que se alojan debajo de las plumas. Los periquitos afectados por estos parásitos suelen tener las plumas erizadas y están inquietos. Hay que rociar al periquito con alcohol de 90º C para que los pueda eliminar.

¿Cuáles son los pasos a seguir para adiestrar al periquito?

Los periquitos son animales muy inteligentes y si tienes uno, quizá quieras entrenarlo para que sea tu amigo. El primer paso es adiestrarlo o hacer que se sienta cómodo apoyado en tu dedo índice. Una vez que tu periquito esté completamente adiestrado podrás llevarlo contigo y jugar con él fuera de su jaula. Para poder conseguir esta tarea necesitarás crear un ambiente cómodo para tu periquito y después lograr que poco a poco confíe en tu mano.

Lo más importante es que el periquito sea joven, pues son más fáciles de adiestrar al ser más dóciles. También es importante que el carácter del periquito sea alegre y juguetón. Esto es lo que hay que buscar a la hora de comprar un periquito. Mucho cuidado de comprar lo que se vende en tiendas como “periquito adiestrado”. A estos solo se les ha cortado las plumas para que no puedan volar y así se ven obligados a que se sitúen sobre uno de nuestros dedos para que puedan salir de la jaula.

Una vez que se tiene el periquito hay que esperar a que se adapte a su nuevo entorno, lo que le va a llevar unos cuántos días. Se notará que ya está mejor adaptado al entorno cuando comience a cantar o a moverse por la jaula. Ya habituado a su nuevo hogar, hay que ganarse la confianza del animal.

Es normal que tenga miedo y que crean que les vamos a hacer daño, por lo que lo primero de todo será colocar la jaula en un lugar donde suela haber personas y se acostumbre a ellos. Además, hay que acercarse al principio a la jaula únicamente para cambiarle la comida y el agua, hablándoles con un todo de voz suave.

rear un ambiente cómodo

 
1, Dale a tu periquito una jaula amplia. Cuando traigas a tu periquito a casa de la tienda de animales, seguramente te darán una caja para transportarlo. Esta caja sirve para este viaje pero no debe usarse como su hogar definitivo. El periquito necesita suficiente espacio para vivir y no aburrirse. Esto significa que necesitará varios palitos a los que subirse para poder observarte a lo largo del día.

  • Cuando cambies al periquito a su jaula nueva, asegúrate de abrir su puerta y poner la caja encajada frente a ella. No pongas tu mano ahí ni trates de obligar al pájaro a salir. Debe salir por sí mismo.
  • La paciencia es clave para conseguir que el pájaro salga de la caja. Si agitas y sacudes la caja asustarás más al pájaro, lo que hará que se meta aún más dentro de la caja.
 
2, Coloca al periquito en una habitación iluminada. Un buen entorno es vital para que el periquito tenga una vida saludable. No tengas periquitos en habitaciones oscuras y silenciosas. Si tu habitación es luminosa e interactúas con el periquito, se sentirá cómodo. Asegúrate de que la jaula esté sobre una superficie plana y en una zona con la cantidad de ruido adecuada.
3, Habla al periquito. Antes de comenzar a adiestrarlo necesitarás ayudarle a que se acostumbre a tu voz. Mantén la voz a un volumen moderado y con un tono de voz normal. Háblale tu pájaro sobre lo que quieras. Escuchará tu voz y querrá averiguar cuál es el origen del sonido. Solo podrás comenzar a adiestrarle una vez consigas que tu voz y presencia fuera de la jaula no le asuste.

  • Este es también el primer paso para enseñar a hablar a tu periquito. Elige el idioma que quieras que el periquito repita.
 
4, Dale suficiente agua y comida. Debes cambiar el agua y la comida de tu periquito todos los días. Los pájaros pueden ser muy particulares con su alimento al igual que las personas, y pueden rechazar algo si lo perciben como malo.

  • Comida: asegúrate de poner todos los días al menos una cucharada sopera de alpiste en el comedero del periquito. El periquito comerá las semillas y dejará las cáscaras y partes que no quiera en el comedero o cerca de él mientras coma. Muchas personas que tienen un periquito por primera vez confunden estos desechos con semillas nuevas y no alimentan a sus periquitos con frecuencia. Cambia su comida cada día par evitar este problema.
  • Agua: rellena su bebedero todos los días. El agua corriente funciona bien. No añadas vitaminas o medicinas si puedes evitarlo. Algunos periquitos no beberán el agua si detectan estos añadidos.
 
5, Pon una bañera para pájaros por separado en la jaula. El agua no debe tener una profundidad mayor de 2,5 a 5 cm (1 a 2 pulgadas) para que el pájaro se bañe por sí mismo. No necesita que lo bañes. Cambia el agua cada dos días y si el pájaro se siente cómodo fuera de su jaula, compra bañeras desmontables para colocarlas en la parte exterior de la jaula.

 
6, Cambia el papel de la jaula del periquito. Hay varios productos diseñados para colocarlos dentro de las jaulas de periquitos aunque en realidad son peligrosos para ellos. Las virutas de cedro contienen toxinas que pueden afectar al tracto digestivo de tu pájaro. Las de pino también pueden causar problemas digestivos en caso de que las ingiera. La arena de los gatos absorbe la humedad y también puede provocar serios problemas. Escoge solo productos de papel. Es posible comprar papel diseñado para jaulas de periquitos o usar cualquier papel que no tenga olores o escritura sobre él.

  • Inspecciona diariamente la jaula en busca de residuos fecales. Debes cambiar el papel cada dos días.
 
7, Ponle juguetes a tu periquito. Estos juguetes tienen todo tipo de formas, tamaños, colores, texturas y olores. Muchos incluso emiten sonidos. Cuantos más tenga tu periquito más contento estará, y para ello necesita estimulación. No dejes que tu periquito se aburra. A largo plazo, cuanto más contento esté el periquito más fácil será adiestrarlo.

 
Parte2

Establecer confianza con las manos

  1.  
     
  2. Mete tu mano en la jaula varias veces al día. Hazlo repetidas veces y asegúrate de introducir la mano lentamente y de una forma que el periquito no interprete como una amenaza. No agites la mano ni la jaula sin necesidad y tampoco golpees al pájaro. Tu meta es enseñarle que tu mano no le va a dañar y que puede confiar en ella.

    • Muchos periquitos revolotearán o te graznarán. En cualquier caso, mantente quieto para que pueda comprobar que no le va a pasar nada malo.
     
     
    2, Ten un “premio” en tu mano. Una vez que el periquito se haya acostumbrado a que tu mano esté en su espacio, un “premio” o “chuchería” le enseñará a valorar tu mano. Tu mano debe ser para él un espacio seguro y beneficioso al suyo propio. Los mejores “premios” son los de grano o semillas. Deben ser lo suficientemente grandes para que el pájaro los reconozca y pequeños para que pueda quitártelos de la mano.

     
     
    3, Premia a tu periquito con una percha. Puedes encontrarlas en diferentes tamaños y la mayoría parecen palos de madera. Es posible que algunos estén echos de metal y todos varían en tamaño. Debes elegir una percha que se extienda de tu mano aproximadamente de 10 a 12,5 cm (4 a 5 pulgadas). Tu meta con este paso es conseguir que el pájaro se apoye en un lugar próximo a tu mano. Con el tiempo los dedos sustituirán a la percha.

     
     
    4, Da un “golpecito” suave en el pecho del periquito. Esta será la señal física que le dirá al periquito que debe subirse a la percha. Asegúrate de no golpearle con demasiada fuerza. Si lo haces el periquito asociará la percha y tu mano (o su presencia) como algo negativo.

    5, Di “arriba, arriba, arriba” seguido del nombre del periquito. Si tu periquito se llama, por ejemplo Pedrito, di “arriba, arriba, arriba, Pedrito” mientras le das toquecitos en el pecho. Esto dará a tu periquito una señal auditiva que aprender. Con el tiempo conseguirás que el periquito se suba a tu dedo con cualquiera de las señales. 

     
     
    6, Dale mucho cariño a tu periquito cuando se suba a la percha. Pueden ser caricias suaves en su espalda o cabeza o premios adicionales. En este terreno los periquitos son como los perros y los gatos. Necesitan recompensas positivas para poder aprender los trucos, aunque a algunos periquitos no les gustan las caricias. Si tu periquito es uno de estos casos, quédate con los premios. Asegúrate de que sean de semillas naturales, vegetales y granos. cada periquito es diferente y prefiere diferentes premios. Experimenta y averigua cuál es el que más le gusta a tu periquito.

     
  3. Acerca tu dedo al extremo de la percha. Coloca la percha y tu dedo próximo a las patas del periquito. Cuando el periquito comience a posarse en tu dedo en vez de la percha, podrás retirarla completamente.

    • Asegúrate de que tu dedo esté recto como si la percha estuviera colocada bajo él. El periquito necesita sentirse seguro y estable todo el tiempo ya que de lo contrario evitará tu dedo por miedo o precaución.
     
  4.  
    Saca al periquito de la jaula mientras esté apoyado en tu dedo. Recuerda que ha pasado mucho tiempo en la jaula y estará asustado. Puede llevar varios días conseguirlo.

    • Mantén las puertas y ventanas cerradas para evitar que el pájaro escape.
     
     
    9Haz que familiares y amigos adiestren al periquito del mismo modo. Es la única forma de que el periquito se sienta cómodo entre vuestro grupo de personas.

     
Deja que el pájaro se pose en otras partes de tu cuerpo. Una vez se sienta cómodo en tu dedo, intentará explorar otras partes de tu cuerpo. Esto incluye la cabeza, rodilla, hombro y brazo. Puedes entrenarle para que se pose en cualquier parte siempre que te tomes las cosas con mucha calma para que el pájaro se sienta seguro.
 

¿Qué hacer con el periquito cuando está fuera de la jaula?

Hacer el tiempo para sacarlo fuera de la jaula para volar, socializar y pasar un rato contigo, es una parte importante de la rutina de una mascota perico. Más que eso, es un rato en donde los dos pueden interactuar y divertirse juntos. Durante sus horas de vuelo, es importante tener en cuenta que es vital que el perico tenga un espacio seguro donde volar sin escaparse y sin lastimarse (o sea sin objetos peligrosos a su alrededor). Entrenar a tu perico puede ayudar con esto, pero más vale prevenir que lamentar por lo que es recomendable cerrar todas las puertas y ventanas, remover cualquier amenaza como por ejemplo: ventiladores y cuerdas, asegurarte de que tu perico pueda ejercitarse tranquilo siempre y, que esté en un área segura y lo estés monitoreando.

Periquitos 14
Lo normal es que se choque con muebles y paredes, ya que entorno que no conoce bien y estará  un nervioso. Además,  no hay que tener objetos puntiagudos, estufas o venteladores que puedan estresar al animal mientras explora la zona. El periquito tiene que salir por si mismos de su jaula y no a la fuerza. En estos casos, lo mejor es que el periquito esté acostumbrado a la mano de su dueño, para que e pueda volver a meter en la jaula cuando ya haya hecho bastante ejercicio.

Preparar a tu nuevo periquito para salir de la jaula

1, Deja que tu perico se adapte al nuevo hogar. Todos sabemos que las mudanzas pueden ser estresantes y más para los animales como los pericos, así que evita sacarlo de su jaula lo más que se pueda durante la primera semana, mientras se adapta a su nuevo ambiente. Sacarlo de la jaula demasiado pronto, podría estresarlo y por ende hacerlo volar de forma desenfrenada entre cosas y posiblemente podría lastimarse.

2, Haz que le corten las puntitas de las alas mientras lo entrenas. Aunque también puedes mantenerlo con sus alas completas, es recomendable que para la hora en que lo vayas a entrenar, estén cortas, de esta manera evitarás que salga volando y se lastime meintras le enseñas buena conducta para estar fuera de la jaula.

  • Preguntarle al que te vendió el perico, si las alas ya están cortadas. Si no, llévalo preguntarle a cualquier veterinario de aves para recibir la respuesta. Si te quieres aventurar a hacer el procedimiento en casa, es recomendable que preguntes a un experto cómo exactamente se debe llevar a cabo para no herir a tu perico.

3, ♣El entrenamiento inicial se llama: entrenamiento de mano. Comienza con introducir tu mano suavemente en la jaula y coloca tu dedo índice de medio lado, un poco más arriba de la altura del tronco donde se para. A la medida en que acerques más el dedo hacia su abdomen, por ley de gravedad el perico querrá subirse. Verás que con la práctica será cada vez más fácil, aunque la recompensa y las afirmaciones positivas pueden respaldarte bastante bien en el proceso. Con el tiempo aprenderás a enseñar a tu perico a venir a ti, usando únicamente tu dedo, gestos manuales y comandos vocales.

  • Un buen consejo es mantener golosinas cerca cuando estás empezando el entrenamiento de mano, para que el perico aprenda a asociarte de entrada, con una experiencia positiva
  • Lo importante a recordar es que cualquier entrenamiento toma tiempo y debes tener paciencia. Especialmente cuando introduces pautas verbales como “sube” y “regresa”.

¿Qué hay que saber antes de comprar un periquito?

Lo más normal es comprar un periquito en una tienda de animales, pero por desgracia no es lo mejor de las ideas. ¿El motivo? En las tiendas no suelen preocuparse mucho por la salud de estos animales y no es raro que uno de ellos esté enfermo o sea un animal muy estresado al convivir con otros tanto.

Periquitos 15

Estas aves pueden llegar a vivir hasta doce años. Por ello, si adquieres uno te tienes que comprometer a cuidar al animal, no tratarlo como una atracción y ofrecerle las atenciones que necesite.

Debes comprar un alojamiento adecuado para él. Su jaula no debe ser pequeña porque necesita movilidad, por eso te aconsejamos una jaula rectangular y vertical que le permita moverse y saltar con suficiente libertad.

Los periquitos, como cualquier otro animal ensucian, allí donde los pongas caerán al suelo plumas y restos de comida. Además, piarán constantemente durante las horas de sol. Así que si no te gusta su sonido, no los compres para luego intentar deshacerte de ellos.

¿Tienes con quien dejar a tu mascota si te vas de vacaciones? ¿Has pensado que te puedes llegar a cansar de él? ¿Te sientes capacitado para darle todos los cuidados que necesita? Hazte estas preguntas antes de comprar no sólo un periquito sino cualquier animal. Si no te sientes capacitado no lo compres y le harás un gran favor a ese periquito, y por extensión, también a ti mismo.

Aspecto que debe tener el periquito

Posiblemente adquiriremos nuestro periquito en una tienda de animales, de entre un gran jaulón donde habrá varios ejemplares. A la hora de elegir, debemos tener en cuenta que pueden haber periquitos enfermos debido a las malas condiciones en las que normalmente se encuentran en las tiendas. Ante nuestra presencia, parecerán sanos, ya que se asustarán y pegarán su plumaje al cuerpo y se moverán, dando la impresión de ser ejemplares sanos.

A la hora de fijarnos en ellos, estos consejos nos pueden resultar de ayuda a la hora de identificar un periquito sano:

1- Plumaje liso, sin claros. Plumas de la cola sin formar son indicativos de aves jóvenes. El animal debe ser capaz de efectuar vuelos cortos.

2- Las aves que en la tienda tengan el plumaje ahuecado, se encuentren en el fondo de la jaula y se dejen sacar con facilidad, están enfermas.

3- El plumaje de alrededor del ano no debe estar pegajoso o sucio. Las patas y las garras deben estar limpias.

4- El pico no debe tener grietas. Los orificios del céreo deben estar libres y limpios. No debe jadear al respirar, ni emitir ruidos ásperos.

5- Debe tener la piel rosada. Una piel amarilla indica una degeneración adiposa. Debe tener una musculatura dura en el pecho y no esponjosa al tacto.

Cuando llegue a casa

Hay que dejar descansar al periquito una semana cuando lo llevemos a nuestro hogar, ya que le costará aclimatarse a su nuevo alojamiento donde no están sus hermanos, ni padres, ni el criador. Tampoco se debe dejar volar al ave hasta por lo menos una o dos semanas después de su llegada al nuevo hogar.

Durante esos primeros días, procuraremos que nuestro periquito esté tranquilo y no sea molestado. Una vez ya esté acostumbrado a su nuevo entorno, podremos empezar a interactuar con él.

Por otra lado, si ya tenemos periquitos en nuestro hogar y hemos adquirido otro (por ejemplo una pareja para un periquito que esté solo) sería conveniente disponer de otra jaula a modo de cuarentena, ya que es posible que nos lo hayamos traído con alguna enfermedad contagiosa para nuestros otros periquitos, como pueden ser los ácaros de la sarna o parásitos.

¿Cómo se limpia al periquito?

Los periquitos son animales muy limpios y aseados, pero no les basta con acicalarle con el pico para mantenerse limpios. En verano colocar una taza de agua les sirve para refrescarse al mismo tiempo que se laven, pero en invierno también les viene bien tener un lugar donde hacerlo.

Periquitos 16

Pasos a seguir  para limpiar los periquitos 

1, 

Cuando hablamos de la limpieza de la jaula, nos referimos a todo lo que rodea a tu mascota. Su casa debe limpiarse en profundidad una vez por semana, incluso debe desinfectarse con cada lavado. Es importante que no dejes que se acumule la suciedad en el fondo de la jaula, incluyendo los palos sobre los que se posa el ave.

En este sentido, te recomendamos que si tienes más de un periquito en una jaula, evites que los palos se superpongan para que se manchen de excrementos o caigan sobre los bebederos o comederos. Partiendo de esto, para limpiar la jaula vacía toda la bandeja inferior, que estará llena de pienso y de sus necesidades fisiológicas, y saca todos los accesorios que haya que limpiar: columpios, espejos, barras, comederos, bebederos y cualquier objeto que haya en su interior.

Cómo limpiar la jaula de los periquitos - Paso 1

2, Tendrás que limpiar bien todos los accesorios con agua y jabón, porque puede que estén llenos de suciedad proveniente de comida o de sus deposiciones. Limpia con agua caliente y un jabón suave cada objeto y antes de volver a introducirlo en la jaula, deja que se seque bien.

Es recomendable que los bebederos y comederos se limpien con más frecuencia, tendrás que echar un vistazo a diario para ver que tanto su agua y comida están limpias y perfectas. Con el comedero, debes tener en cuenta retirar las cáscaras vacías de la comida y rellenar con semillas nuevas. No dejes que se acumulen las semillas viejas en el fondo.

Cómo limpiar la jaula de los periquitos - Paso 3

3, Una vez has limpiado todos los objetos de la jaula, debes proceder a la limpieza de los barrotes de la jaula. Coge un trapo limpio mojado con una loción desinfectante y pásalo por todas las rejas de la jaula, una vez termines, con otro trapo limpio elimina todos los restos del producto de limpieza para que no perjudique la salud de tu periquito. Finalmente, con un poco de papel u otro trapo seco, deja todos los barrotes secos y limpios, o bien, puedes sacar la jaula al exterior para que se seque al aire libre.

Cómo limpiar la jaula de los periquitos - Paso 3

4, La base de la jaula que has quitado al principio y sobre la que suelen caer las semillas de comida y las deposiciones, debes limpiarla en profundidad con agua y lejía. Déjala un poco en remojo y, después, limpia, aclara y seca. Una vez esté seca la base, coloca encima un cartón o papel de periódico, que servirá para que puedas quitar la comida y los demás restos a lo largo de la semana, sin tener que limpiar el fondo constantemente. Tras esto, introduce la base en la jaula, coloca todos tus accesorios y ya tienes todo el habitáculo listo para tu periquitos.

Facebook Comments